ATENCIÓN

Los niveles de subjetividad presentes en las publicaciones que usted potencialmente puede llegar a leer pueden generar disconformidad, debate, concenso, vómitos y nauseas. Se sugiere que cualquier persona poco tolerante en cualquier aspecto de la vida se abstenga de leer. Ante cualquier duda, consulte a un proctólogo.

Información personal

Agasajete, llenemos este cuadrarito...

lunes, 30 de mayo de 2011

Tanto va el cántaro a la fuente, que al final queda rojo de caliente.

No puedo quedarme así, con esta idea rondándome la cabeza. No voy a aceptar una derrota. Simplemente no puedo, no es como soy yo. Y ahora es personal. Se metió en mi cabeza y huyó, así que voy a meterme en la de ella y voy a fastidiarla, pero mal.
Estoy hablando como perspicaces habrán notado. De Penelope. No imaginé que habría en este planeta persona que sea lo suficientemente competente como para resistir mi capacidad. No puedo dejar que se salga con la suya. así que el jueves pasado fui a por mi último round con ella. No fui al club propiamente dicho. Pero fui a esperar su salida. Alrededor de las 6 de la mañana fui hasta el lugar y busque su Peugeot. El lugar estaba desierto así que fui hasta el café y compré el desayuno. Fui nuevamente hasta donde su coche estaba y miré mi reloj, 6:30. Y como si de un modelo suizo se tratase la vi salir por la misma puerta que el último encuentro caminó muy discretamente y mirando hacia todos lados se acercó a su auto. Esperé a que tome sus llaves y me acerqué. Realmente fue una idiotez hacer eso. Como si no hubiera ejemplos suficientes en series y películas de que las prostitutas están siempre con el equipamiento necesario para defenderse.
En cuanto le dije hola, ella volteó muy rápido y me atinó justo en el ojo izquierdo un chorro de gas pimienta. Les diré que esa cosa arde como los mil demonios tiré el desayuno al piso y traté de no caerme. Por suerte pareció reconocerme.

_¿Realmente pensaste que abordar a una prostituta con una bolsa de papel madera y dos vasos de plástico era buena idea?

_La verdad... Diciéndolo así suena bastante idiota_ dije entre quejidos. Me incorporé, el ojo me ardía mucho. La miré con el ojo sano tratando de no tocarme con las manos para no irritarlo.

_¿Desayunamos?

_Realmente no tuve una buena noche.

_Buenísimo, porque mi día empezó bastante borroso. Podemos desahogarnos con un jugo de naranja.

Nos subimos al auto y mientras vaciaba la caja de pañuelos llegamos a una confitería.

_¿No tuviste suficiente ya de mi?_ Primereó.

_En realidad si. Pero también pasa que tengo un severo problema con perder.

_No sabía que estábamos compitiendo. Claro que, si llamas competencia al hecho de seducirnos venís muy abajo creo yo.

_Ahora, si vengo tan abajo ¿Que hacemos charlando entonces?. Supongo que cuando una mujer tiene tan dominado a un hombre, más siendo mayor en edad, no deberías molestarte siquiera en prestarle atención.

_Ciertamente, pero tenes cierta habilidad para llamar mi atención. Además, me da curiosidad la forma en que vas a tratar de dar vuelta el partido.

_Ganarte en estas condiciones es prácticamente imposible. Lo que intento es infectarte y que vos sola lo pierdas.

_¿Y decírmelo es una gran estrategia por qué...?

_ Vas ver...

La conversación se diluyó y comenzamos a hablar de otras cosas. Como baile e historia personal de cada uno.En un determinado momento ella toma mi celular y empieza a tocar botones. Me hice el distraído y continuamos hablando como si nada Así estuvimos por aproximadamente una hora. Me dijo que estaba algo cansada y ofreció llevarme a casa. El viaje también fue algo lúdico entre conversación y conversación.

_Llegamos.

_Gracias por traerme. Nos vemos.

Atiné a bajarme y cuando estaba inclinándome hacia afuera volteé rápidamente y la vi inclinada con la intención de (nuevamente) lamer mi oreja; incluso estaba con la lengua afuera. Con el índice la empujé dentro de su boca y le besé la frente. Me bajé y entré a casa. Y esperé a que el auto se vaya. 6 minutos después, lo hizo.

Alguno se preguntará por qué esperé 4 días para publicar. Pues bien, hace 20 minutos recibí un mensaje de un número que no conozco y decía "Te quiero ver pendejito". Game, set and match.

2 comentarios:

R.S.P dijo...

De pelicula, me encanto, aunque me curioseo que se llame igual que mi sobrina :)

¿Lesbiana? dijo...

La competencia sólo me interesa en ciertos tipos de seducción. Como ésta.

Te respondí a lo que me preguntabas en mi blog.

Saludos!