ATENCIÓN

Los niveles de subjetividad presentes en las publicaciones que usted potencialmente puede llegar a leer pueden generar disconformidad, debate, concenso, vómitos y nauseas. Se sugiere que cualquier persona poco tolerante en cualquier aspecto de la vida se abstenga de leer. Ante cualquier duda, consulte a un proctólogo.

Información personal

Agasajete, llenemos este cuadrarito...

sábado, 31 de marzo de 2012

Si me entran las botas...

Últimamente los acontecimientos que sucedieron a mi reingreso a la educación media fueron fortuitamente gratificantes.
Claro, es fácil sentirse más perdido que chupete en ano de mandril porque me di el lujo, o forcé la situación de no escribir una mierda durante mucho tiempo. Si bien esporádicamente sorprendo y mando una que otra línea perdida, suelta y vagamente interesante.
Como para ponerlos a tiro, coméntoles que abandoné la universidad y, con ella, la carrera de comunicación que empecé en el 2009 y me inscribí y entré a la escuela nacional de danza número 1 para estudiar el profesorado de danzas folkloricas y tango.
Pese a mi experiencia salsera en el baile, no pude entrar a dicho profesorado. Pero no todo sería pálido en este periplo. Ya que pude inscribirme en el ciclo anterior al profesorado, al cual llaman ciclo intermedio; que si hablamos en criollo sería la secundaria con orientación en arte. (Me paso por el orto los 3 años de polimodal en humanidades que hice en su momento).
La cosa es que durante este año voy a estar cursando el bachiller de arte con la facilidad de dar libres las materias correspondientes a lo que sería la orientación en arte. O sea, matemáticas, historia y tods esas huevadas no. Asimismo, me permitieron preparar el examen de ingreso al profesorado de danza, con lo cual, de ser vivo y no dormir. Podría empezar el profesorado el año que viene.
Por ahora, y sólo por ahora. Tengo que cursar el primer año de danzas con niños de 13, 14 y 15 años. (en realidad sólo 13, pero hay algunos repetidores)
Y con esto les vaticino una posible reactivación bloggera, puesto que si la relación cotidiana con la generación que me precede no es lo suficientemente entretenida, desopilante, risoria o meramente interesante. Nada en mi vida en adelante lo será. De todas formas vale el intento. Puesto que me gusta escribir acá. Y sería lindo volver a tener comentarios debáticos que leer.
Vale también la aclaración que luego de leer Sybil, (novela psicológica muy recomendable), le pegué un corchazo a todos mis alter-egos por temor a que se desarrollen.
Nos estamos leyendo.

1 comentario:

Lola dijo...

noooooo los alter egos tb sirven y mucho en ciertos casos!