ATENCIÓN

Los niveles de subjetividad presentes en las publicaciones que usted potencialmente puede llegar a leer pueden generar disconformidad, debate, concenso, vómitos y nauseas. Se sugiere que cualquier persona poco tolerante en cualquier aspecto de la vida se abstenga de leer. Ante cualquier duda, consulte a un proctólogo.

Información personal

Agasajete, llenemos este cuadrarito...

sábado, 2 de enero de 2010

Asociación Libre I

Adoro "perder la noción del tiempo", porque quiere decir que no estoy bajo las ordenes del reloj, o sea que soy libre de todo, al menos por un rato, hasta que alguien me pregunta la hora, o caigo en la trampa de ver algún reloj de los cientos que hay por mi casa. Hoy me levanté pensando que era mediodía y cuando volví a caer en el tiempo, figureme que eran las cuatro de la tarde. ¿No es eso fascinante?

EL título de la entrada iba a ser "ocurrencias" pero rememorando lo que aprendí el año pasado en Psicología, el título que puse me pareció más sobrio.

Tengo ganas de ver a mi amigo Alejandro Cicala, porque al parecer tuvo una transformación y dejó su cuerpo adolescente, para apropiarse de uno joven y hermoso y ahora tiene la cabeza rapada y barba, y le queda fachero, además tiene que presentarme a su nueva pareja.

"La historia la escriben los que cuelgan a sus héroes".

Le pongo números a la entradas que veo que el titular genérico que les pongo me va a servir en el futuro, ya que no tengo TODO el TIEMPO ocurrencias tan originales para nombrar a mis entradas.

No me gusta poner más de una entrada por día, ayer lo hice excepcionalmente y espero no hacerlo seguido.

Odio que las telecomunicaciones estén tan cotizadas, porque a veces las personas pasan mucho tiempo, y a mi me gusta charlas con las personas viéndolas a los ojos.

Me gusta cambiar de opinión.

Me encanta hablar con desconocidos en momentos poco propicios, como cuando un colectivo se rompe, o cuando estoy apretado en el tren. Porque la gente no se lo espera y a veces responden muy amenamente y son charlas muy entretenidas.

El miércoles pasado me lastime la cara con una puerta.

3 comentarios:

ZICO dijo...

Lamentablemente no comparto tu sentimiento. Hoy me levanté con la luz del día pegando fuerte y me apené al darme cuenta de que eran ya las 12:43. Quería levantarme temprano para aprovechar el día: desayunar rico, salir a correr, leer algún buen libro.
Nada de eso. Decayó en un jugo de naranja exprimido con un café con leche y la ojeada rápida a un testamento enfundado entre tapas que me hace desvariar: "Yo, el Supremo" de Roa Bastos. Lo recomiendo.

Homero Thompson dijo...

Segun tu ultima expresion en cuanto a gustos....vos sos la persona la cual odiaria, si se rompe un colectivo o si estoy apretujado en el tren...


Menos mal q te conozco, pk si te cruzo en algunas de esas 2 situaciones te miraria mal y te daria poca bola...

aunq quien sabe! soy bastante adaptable...

Trancos dijo...

Es veradad a mi tambien me gusta tirarme y mirar el horizonte , pero... soy esclavo de mi reloj, no tengo todas los perfiles de mi vida controlados, auqnue la hora creo que la tengo controlada.

Y tu ultimo comentario me recuerda a la pelicula Patch Adams ( con Robi Williams) donde el chabon colgado de un arbol le dice "Hola" a una vieja y dos minutos mas tarde la vieja le sonrie y le dice "Hola" o cuando Patch le dice a su amigo que llamo a proposito numero equivocado y estuvo hablando con ese numero equivocado mas de media hora. En fin cuando la gente no puede cambiar sus formas de correr el mundo y otros se la corren , me parece que la gente acepta gustosa :D