ATENCIÓN

Los niveles de subjetividad presentes en las publicaciones que usted potencialmente puede llegar a leer pueden generar disconformidad, debate, concenso, vómitos y nauseas. Se sugiere que cualquier persona poco tolerante en cualquier aspecto de la vida se abstenga de leer. Ante cualquier duda, consulte a un proctólogo.

Información personal

Agasajete, llenemos este cuadrarito...

sábado, 26 de noviembre de 2011

¡Move los pies y la puta que te parió!

En fin, sucede que desde hace varios meses. Mis amigos me sugerían sutilmente que comience a dar clases de baile. "Porque vos podes", "porque la tenes clara", "porque sabes explicar". Y si bien por un lado me gustaba que me inflen el ego, tampoco me preocupaba porque tenia laburo y, además, me escudaba en la excusa de la infraestructura. Que no tenía un lugar y que encontrar lugar es complicado.
Sucede que mi buen amiga Gimena me envía un mensaje un día que decía "En el club donde tengo el spa no hay clases de salsa y pensé en vos...". Me mató, literalmente, me acorraló contra las cuerdas. ¿Qué le digo? ¿Cómo zafo?. Entonces por inercia le dije que si. "Genial, yo ya les hice el entre, están entusiasmados, vení el martes a hablar con la Comisión Directiva (a partir de ahora CD)".
Mierda, pensé, en menos de lo que Menem desvalija un país ya estaba abrochado de palabra para empezar a dar clases. O sea, a romperse el culo.
Pero bueno, fui la CD eran como 5 personas apróx. El presidente es un gordito llamado Lescano, hincha de Racing. Me vio llegar con la camiseta puesta, me dio un abrazo y me dijo "Nos encantó la idea, ¿Cuándo podes empezar?"
Nunca estuve tan austado de que me pasen tantas cosas buenas todas juntas. Caí recién ahora. Que puedo exteriorizarlo y escribirlo. Si, la verdad es que estoy atravesando como bólido la recta final del año. Estoy como loco.
Es una cosa rara, la primer clase fue el miércoles pasado. Estuve a las corridas, haciendo volantes, recopilando música, comprando ropa para hacer un pseudo-uniforme, etc.
Les dejo el volante que hice, para que me feliciten, me manden besos en todos lados y un largo etcétera.


miércoles, 23 de noviembre de 2011

Pensar que hace unos días el blog cumplió dos años... Guau. Y sigue acá. Que cojones...

martes, 15 de noviembre de 2011

Carta abierta a una fruta que ya me comí.

Digamos que es una recopilación. Un escrito donde cito todo lo que sucedió, pero con la diferencia de que encima tiene la explicación y la intencionalidad del acto. Porque cuando una persona sola sabe la verdad de algo, se le revienta el cerebro o se pega un corchazo. Primero hay que saber sufrir, después amar, después partir y al fin andar sin pensamiento
Primero, saber sufrir. Debo admitir que eras la segunda opción, el premio consuelo. El seguro de permanencia. Te elegí segunda porque estabas rota y machucada. Y la otra si bien le faltaba un pedazo estaba entera y sana, deliciosa y sabrosa.
No pensaba más en vos que cuando no resultaba la primera opción. Y honestamente lo motivante de vos era lo furtivo del encuentro, lo prohibido y lo cuestionable. Lo moralmente dudoso. Ya que tu dueño crédulo y tambaleante no era más que el remedo de una adicción. Lo inmerecido de lo regalado. El chantaje de lo gratuito, del superador que se encuentra en el momento y lugar indicado.
La primera chance terminó y con ello me dejó un abanico de oportunidades con vos. Te miraba y el hambre y la falta de opciones realzaba tu aspecto, tu sabor e incluso tu aroma.. Adquiriste protagonismo sin saberlo y yo lo disfracé para que no puedas averiguarlo.
Estabas rota. Tenias una necesidad compulsiva de recibir cariño, afecto, aceptación. Ser parte, ser protagonista. Y como todo hombre me propuse arreglarte, porque para mi punto de vista estabas rota y me vi con capacidades de mejorarte y hacer de vos una mejor fruta. Un mejor objetivo. Necesitabas quererte a vos misma, como toda fruta necesita, sentirse parte de la torta aunque se estén chamuscando con el calor veraniego.
La única forma de hacer que vos misma te quieras era no queriéndote, rechazándote e incluso menospreciándote explícitamente. Necesitabas entender que si vos no te veías como un ejemplar único, nadie lo haría. Te rebajé a lo más bajo, no te di nada más que lo indispensable y sufriste. Y se que sufriste porque yo te hice sufrir la impericia del desinterés. Al punto tal que me pedías reacción. Pero nada. Y sufriste, mucho.
Después, amar. Llegué a pensar que no ibas a mejorar, que no ibas a salir de la comodidad de tu papel de fruta azotada por el clima, pero me equivoqué, gratamente por cierto. Ya que hiciste las bases de tu independencia, te animaste a saltar del árbol y caer de pie, y alejarte orgullosa de la plata que te reprimió desde que comenzaste a existir.
Tu evolución una vez superado el duelo fue vertiginosa. Vertical y ascendente. Exagerada y extremista, seguiste desarrollándote hasta superar mis expectativas y suposiciones.
Te curé, te curaste. Te pusiste de pie y ya nada importa. Y estas curada, sos ideal. Sos ideal, para mi.
Después,  partir. Instantáneamente me di cuenta, de que corría peligro. Te superaste y a la vez me superaste a mi. Te puse tanto empeño que encontraste la manera de mejorar lo que te mostré. Al punto de no necesitar que te recuerde tu objetivo. Empecé a caer en las redes que te enseñé a tejer. A entrar en los juegos que te enseñé a jugar. Y empecé a sufrir. Me indigesté con tu sabor. Me empaché de vos al punto de no necesitar otro alimento mas que el dulce sabor de tu carne. Pero a la vez, como me gustaba tu sabor, tenia que bancarme tu pelusa.
Advertí la situación tarde. La comprendí a tiempo pero con lo justo. Vos, fruta machucada y rota, que sufrió, ahora tenes que hacer sufrir.Es el karma, es la ley, es lo que mereces por soportar los embates de la vida. Los embates de vos misma, tus caídas, tus magulladuras.
Por eso te dejé en el mismo lugar en que te vi. Con la diferencia que te es tan apetitosa que no va a tardar en tomarte otra persona. Y se va a indigestar, y va a sufrir mucho. Porque así tiene que ser, alguien tiene que padecerte. Y ese alguien no voy a ser yo.
Al fin, andar sin pensamiento. Decir que te extraño seria burdo e irreal. Porque en realidad no te extraño a vos, sino tu sabor y tu eco me invade de a ratos. Mi femenina interlocutora intenta de manera parcialmente satisfactoria que te tome, de nuevo, o que regrese. En fin, que intente ajustarte a un equilibrio. Me convence de a momentos y sueño despierto. Sueño en la utopía de restaurarte, romperte nuevamente. Para tener algo que arreglar de vos. Pero no. No quiero arreglarte más. Quiero arreglarme a mi, lo que no arregle por vos. Porque los hombres no podemos arreglar dos cosas al mismo tiempo.

martes, 8 de noviembre de 2011

Bueno, acabo de salir de hacerme una colonoscopía. Y me dispongo a publicar porque nunca decir tantas pelotudeces estuvo tan impunemente avalado.
Siento que fueron 5 minutos, pero fue casi una hora. me tocó una anestesista tan copada. con un potencial para el stan up increible. Hablamos de la comparación entre una colonoscopía y un parto. Aunque personalmente creo que no se pueden comparar porque el parto es peor, pero, para ella. La colonoscopía es, para los hombres, como el parto para las mujeres.
Los efectos de la anestesia me continúan. Y, aunque no me siento raro, debo admitir que algunos detalles de coordinación, dicción y coherencia me delatan. La ortografía que me caracteriza no está ni a los talones. en fin,un sinfín de detalles que delatan que algo me hice.

Los planes que tenía para hoy se vieron postergados. Tenia una reunión para ultimar un club para dar clases de salsa y además no puedo tomar desiciones legales por un día. Eso significa que no voy a poder ir a trabajar mañana, por una cuestión obvia. No puedo firmar los documentos de los celulares. Bueh. Si notan alguna idiotez sepan que es involuntaria.

¡Nos vemo'!

martes, 25 de octubre de 2011

Me sorprendió la noticia como cachetazo. Me enteré mientras estaba llegando a casa, a unos 25 metros. Me llamó tu mamá, yo creí que eras vos y la saludé diciendo "Hola Ale...".
Que sea tu mamá me hizo ruido, pero, como a la vez sabía que te volvían a internar para hacerte algo que para vos era algo asumido y (casi) habitual.
Pero algo cambió, te moriste. ¿Y ahora?
Me siento muy liviano, tengo la mente en blanco. No se que hacer.

Apenas llegué a casa, mi mama hablaba con mi papa para llevarla a no se donde. Ella le dijo que yo la llevaba, yo seguí caminando. Tu mamá me decía cosas que apenas escuché. No me acuerdo de nada y pasó hace menos de una hora.
Mi mamá se puso a llorar cuando se lo dije, y me sentí peor. ¿Cómo puede ella que apenas te conocía, llorar al instante y yo no? ¿Por que no puedo llorarte si siento un dolor terrible en el pecho? Una sensación de querer gritar, romper cosas, y maldecir en una infinidad de idiomas que por ahí no existen.

Te moriste Ale. ¿Qué pasó? Tu mamá me dijo algo relacionado con lo que te mató, pero no entendí. Estoy triste. Pero no triste porque esa enfermedad haya hecho lo que hacen las enfermedades. Sino porque te voy a extrañar mucho. Teníamos muchos proyectos juntos que ahora no se donde van a quedar.

No creo que vaya a tu velorio. Ya sabes como me ponen esos lugares. Pero la idea de que ya no vamos a compartir más cosas juntos me llena de una tristeza que no puedo exteriorizar. No me sale, no pasa nada. ¡NADA! ¿Por qué no pasa nada? Una lagrima, un nudo, algo... ¡NADA!

Te quiero Ale. Te voy a extrañar. Se llevaron a un comediante de la reputisimamadrequeloparió.

viernes, 21 de octubre de 2011

Para todo lo demás existe mastercard.

En el laburo nuevo tenemos como lugar físico un stand en el hall de la estación de once. Frente a las boleterías manuales.
Resulta que uno de estos días que pasó voy al baño (que dicho sea de paso limpian los inodoros en tiempo real y te cobran cincuenta centavos para cagar) y me dispongo a mear.
Tenia muchas ganas así que habré estado cerca de un minuto. Ahora, un flaco con olor a alcohol importante. el cual se quedó mirándome hasta que noté que bajó la mirada. dijo "que cacho de poronga" y se fué a mear a otro mingitorio.

No saben como está mi ego.

domingo, 16 de octubre de 2011


Resumidamente. Hoy volvía de Del Viso y una mina de apróximadamente 35 años me miraba. Linda, con una mirada que invitaba a jugar. Me miró  un poco, la miré de pasada. Me gustó. Me corrió la mirada. Me volvió a mirar, la corrió. La miré un poco, me miró, corrí la mirada. Jugamos una hora y veinte minutos. Me miró repentinamente, fijo. La miré, jugamos a ver quien se acobardaría primero. Y en un acto de inconsciencia física, mi cuerpo hablo:

"Me encanta la forma en que me miras"

Y ella bajó la mirada sonrojada y no volvió a verme en el resto del viaje. La cagaste cuerpecito mio.

jueves, 13 de octubre de 2011

Inflexión

O sea, creo que esa palabra resume la sensación general que tengo. Estoy con este laburo que es bueno, áspero, y desafiante. Pero no puedo dejar de pensar en que me falta algo. No se, no puedo explicarlo. Es algo, tampoco se qué es. No puedo definir si es algo o alguien. Una meta o un desafío. La cuestión es que sigo avanzando en el proceso de adaptación que este nuevo trabajo me impulsa a hacer.
Se vienen 3 shows con la nueva escuela de salsa, dos en noviembre y uno en diciembre. Los ensayos avanzan, la coreografía se desenvuelve y la química dentro del grupo es genial. Este último fin de semana salí con mis amigos de siempre (salseros) y recordé pro que los aprecio tanto. La felicidad y el buen rato que me hacen pasar en cada cita que nos damos.
El romanticismo sigue sin ser primera plana en mi vida. Aunque debo admitir que en el último tiempo hubo algunos giros inesperados (suena a horóscopo). A punto tal que me dijeron que me estaba enamorando; que cosa de locos. No se como me caería un enamoramiento en este momento. Temería descuidarlo. Bah, no se. Estaría en la versión 4.0 de mi mismo a nivel noviazgo. No se que opinar respecto a eso.
En la familia, la recuperación de mi vieja sigue su curso, aunque hoy volvió a caerse en la ducha y le duele algo la espalda. Mi viejo pudo destrabar la burocracia del taxi y seguramente lo veremos andando por las calles en algunos días.

Eppur si muove.

martes, 27 de septiembre de 2011

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Regresé. Regresé porque admito que estoy desbordado. Las situaciones se encadenan y la verticalidad de la caída en cuando a desarrollo y desempeño personal es alarmante. El vacío creativo a nivel literario no creo que se deba a la falta de práctica. sino más bien que lo trasladé al baile.

Han ocurrido muchísimas cosas en esta ausencia. No tengo la capacidad para aclarar si fue o no voluntaria, pero el hecho es que no busco una arista creativa en esta ocasión. Sino más bien emplear la lectura potencial y comentarista en pos de diván o analista.

Admito que el año no ha traído consigo las alegrías que trajo el anterior. Mi familia se vio azotada de muertes, separaciones, peleas, disputas, accidente casi fatales y un playstation 3. Mi carencia de trabajo es inversamente proporcional a los deberes hogareños que realizo. Literalmente me volví amo de casa. Como podrán imaginar, no es la ilusión de la vida de un pibe de casi 21 años pasarse los días atendiendo la casa de sus padres.

Pero no trato de martirizarme, tengo que hacer mi mea culpa y aceptar que internamente no deseo trabajar. Envío solicitudes a diario y tengo la sección de clasificados de todos los domingos. Voy a entrevistas pero en mi interior se que no quiero empleo. Lo contraproducente es vivir en un país capitalista y tener ansias de independencia. Algo contradictorio si me preguntan a mi.

Aunque parezcan pálidas las nuevas que Moncho les trae en otro de tantos regresos. Prácticamente vengo regresando desde... desdeeee... Bueno, desde hace tiempo. El desarrollo de las habilidades artísticas de quien les escribe vienen en desarrollo y contando. El último proyecto ideado tiene como objetivo entrar a la escuela nacional de danza y salir de allí con un magisterio en tango y folclore. Si trasnpiro un poco, por ahí no sea un completo desertor en el plano intelectual.

Veremos como evoluciona.

domingo, 7 de agosto de 2011

EL FIN. Capítulo doble y EPILOGO.

Capitulo 20. (Capítulo doble)


Marcos se sentía algo mareado. Había perdido la nocion de donde estaba y Diego estaba abrazandolo con firmeza.



-¿Qué haces boludo?



-Te doy amor.



-¿Qué?



-La cosa es así no te puedo sacar la infección demoníaca, pero si puedo retrasarla dándote amor. No como con Aye, pero amor al fin.



-Aaaah. Ok.



Con un rápido puente de mentes, Marcos se puso al corriente de la vertiginosa realidad.



-¿Maté a Aye y coca?



-Si, pero no pasa nada, no eras vos.



-Pendejo de mierda- se escucho repentinamente una deformada voz femenina- Acaso no podes morirte y dejarte de joder.



-¿Él o yo? Bromeó Diego.



-No importa, esto se termina aca y ahora- ordenó Lucifer, al mismo tiempo que Azazzael, Mammon, Azrael y un ejercito de demonios surgieron espontáneamente.



Diego, Moncho y Marcos, algo nerviosos, se limitaron a mirar al cielo. Una gota fría de sudor bajo por la nuca del ángel…



-¿Y si dejas la guitarrita y nos das una mano varaba?



-Ufa- contestó Dios.



El cielo se ilumino con una radiante luz blanca y una imponente figura llegó del cielo. Dios vestido con sus bermudas, su camisa y su barba partida, se disponía a luchar. Asimismo, apareció Rafael, Miguel y Gabriel. Apareció Jesus, que era negro, alto, pelirrojo, y de ojos fucsias con camisa azul y pollera escosesa. Aparecieron, resucitados Julián, Ayelen, Coca Junto con Dania, Nadia, Ayelen Garcia, Vicky Chila y Mendoza También había otra apersona junto a jesus, vestido con jeans, zapatillas, una remera verde con un número tres, que deduje que era el espíritu santo. Junto con ellos, aparecieron un ejercito de angeles.



-Tiempo muerto- Gritó Dios.



La divinidad formó una ronda compuesta por sus tres arcángeles, las chicas y los elegidos y comenzó a hablarles.



Este es plan, ustedes tres se encargan de los tres demonios, Ustedes, chicos, van a bajar y van a clavar la lanza en la base de la cascada y Jesus, el espíritu santo y yo…

Dio no pudo terminar de explicar su idea, ya que Dania le encestó una patada en los bajos, la cual lo dejó doblado, chillnado de dolor al grito de “Uuuuuuhh” de toda la ronda y de un grito de Lucifer de fondo “Eso tuvo que doler”.



Sin dar tiempo a que Dios se incorpore, Azrael solta sobre el grupo y es intersectado por Gabriel, quien parecía muy animado, portando sus Sais ( como los de Raphel , la tortuga ninja ) repele al demonio y comienza una encarnizada batalla cuerpo mientras que las ordas del cielo y el infierno se chocaban entre si , los lugartenientes comenzaron a bataller con su máximo poder.

Rafael le hizo frente a Mammon , este riéndose de la poca estatura de su adversario no vio cuando el pequeño arcángel lo derribo con sus nunchakus esto hizo que el demonio se enojara rápidamente y sacando su katana trato de derribarlo , pero el angel se defendió enredando su arma contra la espada del demonio y volviéndolo a derribar.

- Estas lento – se burlo Rafael ante el gran Mammon que no podía levantarse.

Los arcángeles parecían dominar todas las batallas pero Araziel combatia aventajando a Miguel en todos sus movimientos, este daba estocazo tras otro, el demonio las esquibava con facilidad y no se dejaba entre ver cansancio alguno.

- Yo pensé que el Arcangel Miguel iba a dar mejor batalla – confeso Araziel con su tono impacible pero amenazador.

- Yo … te… voy … a matar … puto- jadeo Miguel lo máximo que pudo.

- Lo dudo.

Acto seguido Araziel saco una flecha de su arco y la disparo, Miguel casi logra esquivarla , pero lo dejo un surco de sangre en la mejilla derecha.

La atracción circundaba en la batalla tácita que Lucifer, mantenía vorazmente con Dios, Jesus y el espíritu santo. Los cuatro estaban sentados en el césped, compartiendo un cigarrillo de marihuana, un vaso de Coca Cola, y discutiendo el motivo por el cual, dios combina una bermuda celeste y una camisa rosa. Al tiempo que el barbudo, retrucaba la desleal actitud de su antípoda al cuestionar el motivo por el cual mantener a Humberto Grondona padre como presidente de La Asociación de Futbol Argentino.

Sobre el calor de la batalla, los chicos corrian hacia la Garganta del Diablo , esperando poder clavar rápidamente la lanza ne lgarganta del diablo. Lucifer, al ver que nadie detenía la carrera de la pequeña tropa liderada por Diego, pasó el porro a Jesus y se interpuso entre la base de la cascada y los jóvenes.

Con un rápido movimiento, Lucifer se multiplicó en 11 versiones de si mismo, y entabló batalla con todos. Más rápido que lo que Maradona podía consumir 4 líneas de coca, Lucifer se despachó a las vickys, a Aye garcia, los perros y Nadia.

Con cada muerte, lucifer volvió a juntarse para quedar nuevamente como una sola persona.

-Ahora empieza la parte divertida de matarlos a todos – vociferó furioso Satanás

-¡Ustedes pueden! – Gritó Dios desde la cima de la cascada. –Con una mano sola no podes pelear Marquitos. Dicho esto, la mano amputada de Marcos se regeneró.

Marcos trasformó en katanas ambas de sus armas y junto ocn Diego y Ayelen, embistieron a su adversario, amputándole todos sus miembros. Acto seguido, este se desvaneció en el aire. Todos formaron un circulo defendiéndose de cualquier ataque. Repentinamente Julián comenzó a hacer ruidos guturales y comenzó a contorsionarse, como si estuviera poseído.

-El bastardo se metió dentro de él- grito Ayelen – voy a entrar.



En ese momento Ayelen salto como si se yambullera en la boca de julian. Este dejó de convulsionar y se desmayó. Dania corrió a su auxilio y lo tomó por la espalda y lo recostó sobre ella.



- Vayan de una vez y terminen con esto – les gritó Dania.

Diego y Marcos aprovecharon la oportunidad y corrieron dentro de la base de la cascada para encontrarse en una cueva en cuyo centro había un pequeño monilito sobre un altar. En él, podía verse la estrella pentagonal brillando en un dorado verdoso.



Dania arrastró a Julián dentro de la cueva y ambos se apoyaron en una pared uno sobre el otro.



Diego tomó la lanza y amagó a clavarla en el altar cuando Araziel lo golpeó, haciéndole tirar la lanza de Longinus.

- Pobre Miguel – esbozó el demonio.

- Maldito, lo mataste – Gritó fúrico Marcos.

- No es una novela mejicana, todos van a morir por mi mano

Marcos y Araziel se trenzaron a mano limpia golpe por golpa mientras Diego intentaba reponerse, lastimado por el golpe comenzó a arrastrarse hacie el altar, cuendo repentinamente, de la espalda de Julián, salió un puño que atravesó a Dania de lado a lado. El grito de la muchacha desvió la atención de Diego, el cual corrió como pudo a su auxilio. Sin nada por hacer, Diego intentó cortar el brazo, solo para descubrir que otro brazo salio de la herida, junto con el resto del cuerpo de Lucifer. Sosteniendo la cabeza cercenada de Lacabel y su Kwandao en la otra mano. Esperando el golpe final Diego rodó hacia su izquierda pero no pudoe escapar de el embiste de Belcebú, el cual no pudo clavar la hoja en la carne de diego, `pues esta se dobló al simple contacto. Diego se elevó en el aire y aterrizo junto a Dios, que había entrado en la cueva.



Bueno,ahora me toca a mi- Dijo muy efusivamente Jehová

Dios miró a Araziel y le guiño el ojo. Y todo lo que el demonio llegó a decir fue “ohoh” antes de reventar como sapo en ruta 3. Satanas, absorto, intento escapar. Pero se vio inmovilizado por Dios. Que recitaba un canto en un idioma que no pude entender. El demonio máximo comenzaba a fracturar internamente sus coyunturas tomándo la forma de un hexaedro para quedar frente a frente.



Esto se terminó Lucy. Segui participand…

Dios no pudo terminar la frase, pues vio atravesado su pecho por Longinus la cual empezó a oscurecerse y la sangre en ella se tornó azul brillante la cual, empezó a avanzar sobre el cuerpo de Dios recubriéndolo y ahorango su grito en un suspiro final.



Diego, absorto de ver muerto a Dios, levantó su mirada, para sorprenderse viendo a Marcos, completamente rubio, con ojos celestes, y una malévola sonrisa en los labios.

-¿qué hiciste pelotudo?- grito desesperado Diego.



-Esto hice- dijo secamente Marcos, que, de un solo movimiento, cortó la nuca de diego con la Lanza.

Diego empezó a perder el conocimiento, y lo último que escuchó fue una desgarradora risa de placer que salían de los labios de Marcos. Luego, todo se sumergió en la oscuridad.



EPILOGO



Me desperté agitado, no quería abrir mis ojos, por temor a lo que pudiera ver. Sentía un fuerte dolor en la nuca, donde el enfermo de Marcos me cortó con Longinus. Me incorporé lento, lso ojos bien cerrados, el dolor de la nuca era punzante. Buscqué con las manos algo que me resulte familiar y para mis sorpresa, sentí mis cuadernos universitarios. Abrí un ojo, luego el otro, y me encontré en mi clase de Teoría Social, miré a mi alrededor, todos estaban en sus lugares, la mitad de la clase estaba dormida y la otra mitad no prestaba atención. Marcos estaba garabateando cosas en una papel y tenia una extraña sonrisa en los labios. Fúrico me di media vuelta y encesté un golpe en su cara. Atónito, me pregunto que carajo me pasa. Como si me tomara por tonto le explico que es por matar a Dios, por matarme a mi y por todos los chicos.



-¿Fumaste Diega?

-¿Qué decis? Vos me mataste, mataste a Dios.

-¿Qué? ¿Te sentís bien?

-¿Qué día es hoy?

- Lunes, 16 de mayo del 2010.

-Pero… vos… y Aye… Y Julián… Las chicas y el apocalipsis… No entiendo nada.

-Te quedaste dormido, lo soñaste.

-Puede ser, que se yo… Era tan real…

-Sino no seria sueños…

La clase termino sin pena ni gloria, todos se fueron por su lado. Menos Marcos, que caminaba a la par mia y discuiamos sobre pavadas sin importancia. En cierto momento comenzamos a hablar sobre mi sueño, el apocalispsis, sobre cómo sería Dios y un largo etcétera…

¿Crees que en el Apocalipsis ganen los buenos Marquitos?- Pregunte.

Que se yo Diega, siempre hay un puto que se da vuelta al final… hablando de eso, si la salvacion la tuvieras delante. ¿Crees que la reconocerías…?

Admito que dudé un segundo… esa frase la había escuchado antes, no tenía muy en claro donde, ni cuando. Pero la sentía fresca.

Creo que si Marqui, la verdad, creo que si.

Me sonrió y siguió caminando, y de reojo, pude ver que escribía en su celular, algo que no entendí; decía: “patealo, que se avivó”.

jueves, 28 de julio de 2011

Son perseverantes, tenaces. No se dan por vencidos nunca. Les pegas dos cuetázos en las gambas y se arrastran pero igual tratan de llegarte.
Me refiero a los bancos, los bancos financieros eh, no pensemos boludeces. Sucede que hace unos tres días recibí en mi hogar un resumen de cuenta del banco en el cual indicaba que les debía casi cuatroscientos pesos, ante tal desperdicio de papel mi cara puso su modo WHAT THE FUCK activo.
La controversia se genera en que hace ya dos meses cerré mi cuenta bancaria para que no me rompan los huevos, pero ahora me desayuno que mi tarjeta de crédito es un producto independiente de mi caja de ahorro. (Si, a la primera que lees no entendes un choto, probá de nuevo).
Para solucionarlo y decirles que ni en pedo voy a pagar cuatrocientos pesos de renovación de una tarjeta de crédito, fuí a San Justo con mi mejor cara de pelotudo que no entiende del sistema bancario y saqué un numerito. Como tenía que ser creíble, saqué un numerito para mi tramite y uno erróneo adrede, a ver que pasaba.
Me llamaron primero con el número mal, porque lo saqué primero después de contarle muy parsimoniosamente mi "problema" con un aire de superación me "informaron" que tenia que sacar el numerito tal y pasar por la ventanilla tal. Momento justo donde me llamaron con el OTRO número, a lo que le sonrio con toda la boca y me marcho.
La cuestión es que me explicaron que debía dirigirme a la sucursal central en microcentro para realizar el asunto. Malditos burocratas.
Hoy a la mañana con muuuuucho esfuerzo de voluntad me levanté y me fui a capital. No hay nada más dificil para un desempleado que levantarse a las 9.30 para ir al banco a hacer algo que no incluye dinero. Y como es mucho esfuerzo, obviamente, no me levante a las 9.30, sino a las 10,30. Higiene mediante llegué al banco ubicado en FLORIDA Y DIAGONAL NORTE a eso de las 12.
Llego al banco, cuya puerta de entrada es giratoria y me obligó a dar un par de vueltas en ella, y me acerco al mostrador donde una morocha muy linda me recibió.

-Buenos días.

-Buenos días, vengo para dar de baja mi tarjeta de crédito.

-Si, como no, avanzá derecho por este pasillo y vas a encontrar unos TELEFONOS, la opción 4 y seguí las instrucciones.

Para un segundo, ¿Dijo telefonos?. ¿Esos teléfonos que tenemos en nuestras casas y podemos usar para comunicarnos con personas que no están en las cercanías? ¿Teléfonos que nos permiten no tener que viajar una hora y media hacia un lugar lejano? Si, esos. Ah, ok. Sigamos.
Me dirigí a los teléfonos, seguí las instrucciones al pie de la letra para que... Si, si señora, me dejaran escuchando la 9 de Beetovhen durante 25 minutos. Luego de ese tiempo me atendió un telemarketer que intentó con sangre y lagrimas que no la de de baja ofreciéndome cual financiación se le ocurrió para luego resignarse y darme la baja.
Satisfecho como estadounidense en el día D. Salí del banco (sin antes der tres vueltas en la puerta) para darme el gustazo de ver a dos muchachos colombianos vendiendo café en la vereda. así que no sólo escapé de las garras dominantes del sistema bancario sino que también me despaché hablando media hora con los muchachos colombianos del carnaval salsero de Cali.


Estupendo.

martes, 26 de julio de 2011

Aparentemente hay un orden que no percibimos...


BULLSHIT.


¿Se acuerdan de esas sesiones de frases y pensamientos sueltos que solía hacer? Creo que esta es una.


Tengo la creatividad oxidada, no me gusta pero tengo que admitir que la carrera de comunicación mantenía mi inteligencia y mi creatividad activas y zumbantes. Ahora están gordas y panchas...


Sip, estamos al horno, ni una puta idea. Y hace media hora decidí publicar... ¡Chango!


Mi mente es un páramo donde ni siquiera está la plata rodadora de los western.


Estoy tan desesperado que puse "quieren rock" de intoxicados y me puse a saltar por todos lados. ¡Ja!


Espero que septiembre se apure a llegar para empezar la facu y reactivar la creatividad.

miércoles, 20 de julio de 2011

Resurreción

Capítulo 18 - El final se acerca. Pasó más de un año, refrescate y lee el capítulo 17

Llegar a al Vaticano resultó bastante fácil, patrullas de demonios mediante, el grupo de Julian, Diego, Dania, Ayelen y Marcos se encontraba en las puertas del palacio papal. Marcos tomó la antorcha que arrancó del monumento a San Martin y la arrojó contra la puerta, está destelló una fuerte luz rojiza y se derrumbó. Unas escaleras descendentes y una antorcha era lo único visible. Ayelén encabezó al grupo con la antorcha por los pasillos de el extraño túnel.

-¿Qué buscamos exactamente?- Inquirió Julian
-Eso nos lo va a decir diego- aclaró Marcos
-Ah, cierto, esperen que activo los ojos- hizo una pausa -Veo un objeto brillante a lo lejos, pero no se en qué dirección nos llevarán los túneles-
-Eso es fácil- interrumpió Ayelen -Sólo debemos atravesar los muros-

Marcos hizo una mueca, que Diego percibió.

-Bien sabés que no podemos atravesar ESTAS paredes, vos las diseñaste Lacabel.
-Cierto, lo olvidé.

En ese mismo momento Dania empezó a envejecer a una gran velocidad, los otros cuatro no lo hicieron porque dos son ángeles y los otros dos son muertos benditos.

-¿¡Qué le pasa!?- gritaba diego desconcertado.
-Creo que estamos en pleno Apocalipsis, los tiempos van a empezar a trasncurrir celestialmente.
- Un día como mil años, mil años como un día.
-El tiempo va a acelerarse y desacelerarse a propia voluntad.
-Apuremonos entonces.

A toda velocidad recorrieron los pasillos mientras el tiempo oscilaba entre años y segundos. Tardaron 1 año en encontrar el camino correcto. Llegaron a una habitación rústica donde había una piedra redonda con una cuchara de madera en ella.

-Ahí está, me encandila aún con los ojos cerrados.
-Entonces déjenme pasar- dice Julian
-¡Pará!- gritó Ayelen- Puede tener una maldición, déjame a mi primero.

Marcos volvió a hacer una mueca. Diego volvió a percibirla. Ayelen tomó la cuchara y comenzó a hablar en sumerio.

-¿Qué dice?- Preguntó Diego.
-Nunca aprendí sumerio- replicó Marcos

Ayelen salió despedida de la habitación como si el objeto la rechazara. se estampó contra la pared y los muchachos la ayudaron a reincorporarse.

-Listo- dijo sonriendo.

Julián se acercó y tomó la cuchara por el mango. La Tierra misma empezó a temblar la cuchara empezó a quebrarse y pequeños haces de luz salían de las grietas. Poco a poco la cuchara comenzó a  crecer y a cambiar de forma hasta que se trasnformó en una punta de lanza de hierró amarillento con sangre seca en toda ella. El haz de luz cubrió a Julian y repentinamente la luz explotó. Marcos, Diego, Dania y Ayelen cayeron al piso. se incorporaron rápidamente para ver que Julian había desaparecido y sus viceras adornaban toda la habitación. Marcos nos e percató que tenía un collar de intestinos y Diego tenía uno de los verdes ojos en su cabello. Nadie podía pronunciar palabra. Pero el silenció se cortó cuando a Ayelen se le escapó una tímida risa.
La lanza estaba sobre la mesa. Diego la tomó y la guardó en su bolsa y sin decir palabra todos encaminaron se hacia la salida. Una vez afuera la conversación era inminente.

-¿Podrá regresar?- preguntó Dania muy temerosa
-No lo creo, hay muchos pedazos- determinó Marcos.
-¿No debía usar él esto para matar a Satán?- Quiso saber Diego.
-Teóricamente- repuso Ayelén -En marcha, debemos temrinar con esto.
-Ah, con respecto a eso- aseguró Marcos -No creo que puedas venir Lacabel.

Marcos desenfundó velozmente sus pistolas y disparó, Diego tomó su espada y lanzó una estocada contra Ayelen, la cual esquivó ambas satisfactoriamente.

-¿Ambos están desquiciados? ¿Intentan matarme?-
-Mammon, sería más entretenido si sólo te limitases a morirte de una buena vez- avanzó Marcos- Diego tomá a Dania, la frase de Hitler y la lanza y vayanse, esto debo terminarlo solo.
-Daaa boludo, esto no es una pelicula de Scorcese, acá nos jugamos la humanidad.
-Si, pero si morimos se llevan la lanza, ¡Ahora andaté!

Diego desapareció inmediatamente.

-¿Crees que vás a poder matarme a balazos, idiota?- Se burló el demonio.
-No, a vos te mato a mano limpia- Respuso el angel.
-Si, como en Alemania ¿no?

Mammon abandonó la forma de Ayelen y se trasformó en si mismo. Un hombre delgado, de 2 metros de altura y de cabello color fuego. una katana en una mano y una pistola en la otra, no tenía alas pero flotaba como si el suelo fuera magneticamente del mismo polo. Marcos tomó su .45 negra y la trasformó en una espada igual a la del demonio y el combate comenzó rápidamente. Mammon se elevó mientras soltaba plomo sobre Marcos. Éste esquivaba las balas mientras devolvía el fuego, lanzó su pistola hacia el demonio y este la esquivo con facilidad. Las estocadas volaban hacia todas direcciones y ninguno lograba dañar a su oponente.
Mientras tanto Diego, volvió a su casa esperando noticias...

-¿Por qué no nos habla? ¿estará ganando? ¿Estará muerto? Tengo que volver al vaticano.
-Tanquilizate Diego, no ganas nada con esa actitud- lo reprimió Nadia -Si perdió solo te queda seguir vos solo con este periplo.
-No se que hacer. No se donde ir. Sólo tengo la lanza y este pedazo de tela con algo escrito en aleman.
-Damelo, a ver- Nadia leyó un instante- Tenés que ir a Misiones.
-¿Qué?- dijo desconcertado Diego.
-Sie haben , um es in des Teufels Rachen Stick, Tenés que clavarla en la Garganta del Diablo.
-Eso no tiene sentido Nadia.
-Nada tiene sentido, es el Apocalipsis.
-Bueno, entonces me voy.
-Vamos con vos- dijeron a coro las muchachas.
-Ya lo discutimos, se quedan acá, Dania, vos tambien, no me importa lo que tengas pendiente con Dios.
-Entonces hacelo por mi. Pegale una patada en los huevos.
-Perfecto.
-Ah, Diego- gritaron las chicas antes de que desvanezca- Feliz día del amigo.

Diego abrió los ojos de par en par. Dudó un segundo y desapareció.

Mammon y Marcos seguían sin aventajarse entre si, tal es así que parecía que anticipaban los movimientos del otro. En ese momento Marcos recordó algo que Chaplin le dijo. La distracción es la clave de la estrategia. Ese mismo momento puso su mente en blanco, desviando los ataques de Mammon hasta que éste clavo en su abdomen su katana.

-No aprendiste nada, ¿No Mikael?.
-En realidad si. La distracción es la clave de la estrategia.

Acto seguido Diego cortó de un solo tajo la cabeza de Mammon y este desapareció instantaneamente.

-Sabía que ibas a volver cuando te dieras cuenta que día es hoy- dijo Marcos con soberbia confianza.
-Demonios Marcos, me conocés muy bien...

El próximo capítulo, con suerte lo lees en Cambios de perspectiva.

viernes, 15 de julio de 2011

_Es en vano llorar sobre la leche derramada. Más claro, ponete lentes, bombon. Sufrir por la muerte de Paloma no va a hacerla resurgir, sepanlo. Y personalmente soy una persona que piensa que la muerte no es más que una circusntancia liberadora. Liberadora del dolor que genera la vida. Y si bien no comparto la idea del suicidio, creo que Paloma es ahora más chocha.


_Debo admitir que coincido contigo muchacha, no creo que las personas sufran la muerte porque lo desean, creo que es algo que los trasciende, pero me resulta dificultoso explicarlo.


_Supongo que es una etapa de negación...


_Es nostalgia lo que hace sufrir a la gente, nostalgia de no poder repetir las vivencias que les trajo alegría en el pasado. Lloran y sufren porque extrañan a futuro.

_¿Extrañar a futuro? Eso es una idiotez; ¿Cómo pueden extrañar algo que aún no ha sucedido?


_Lo ves desde el punto de vista equivocado. No extrañan lo que no sucedió, proyectan lo que sucedió hasta el momento a un futuro cercano, comparándolo con los proyectos que se tenían de antemano y simulan vivencias en base a las personalidades involucradas.

_ Aún así, no deja de darme asco un velorio.


_ Si, completamente.

_Voy a extrañarla. Realmente era muy erotizante su inocencia.


_¿No es algo reduccionista ver a la gente por su potencialidad sexual?

_No, cuando eso es lo que te interesa.


_Voy a revisar su habitación a ver si encuentro algo que nos de algún rastro de por qué lo hizo...

_Pará, no entiendo por qué tanto alboroto. ¿No podes simplemente re-imaginarla?


_Oh si, eso sería estupendo. Hacer resucitar a una persona que ya no deseaba vivir, sería la bendición más grande que podría otorgarle... ¡Imbécil!

_Entiendo, bueno. Una persona como ella debería tener un diario o algo así...


_Veremos, por ahora vuelvan a sus labores.

miércoles, 13 de julio de 2011

Q.E.P.D.

Se les informa a los lectores que Paloma fué descubierta colgada en su habitación. Con una nota que decía "Sentir demasiado, mata".
Este blog estará de luto todo el mes.

lunes, 11 de julio de 2011

¿Han notado como el aroma de la persona que nos hace latir el corazón es el mejor remedio para cualquier cosa?. Desde la motivación hasta síntomas físicos como cansancio o stress simplemente desaparecen con esa escencia que me plasma en el recuerdo a vos. Es milagroso.
Hola, soy Paloma. Últimamente no había tenido muchas cosas para decir. Pero recientemente los sucesos han encaminado sola a la necesidad mecánica de echar del cuerpo a los sentimientos, para poder con ello, trasmitir. Es una mezcolanza de emociones, desde alegres hasta catastróficas que me llevan aquí. Estoy pasando un momento extraño; pues en una etapa de mi vida donde estoy muy acompañada de amistades, solo me deja un hueco en el corazón la idea de la traición. Tengo miedo, de que él, destinatario de mis pensamientos, se vaya con ella, compinche, aliada y cómplice de la vida.
A decir verdad, lo introduje a mi circulo de amigas para que pudiera internalizarse y compartir momentos con él. Pero la increíble química que construyó con mi mejor amiga está atormentándome y las sospechas me nublen el juicio.
Estoy enloqueciendo de celos inexistentes, camino por las paredes y la simple idea de perderlo hace que se me hiele la sangre. Hoy no es un buen día para ser Paloma.

miércoles, 1 de junio de 2011

Y al final...

"Te quiero ver pendejito". El mensaje que esperaba, la aprobación que quería. Admito que fue muy halagador generar esta situación. Claras son las intenciones que ella debe tener. Y yo nunca me vi en la posición de tener que preguntarme si quería complacerla. Realmente jugar con ella fue divertido, pero ahora tenia que enfrentarla y seguramente iba a pasar que íbamos a terminar entre sabanas. Por un momento pensé en eso y caí en la cuenta que ella tenía sexo mucho más que yo y entendí todo su juego. Maldita manipuladora, ella quiere que yo no me sienta apto. Ese fue su juego, seducirme para que yo me achique. Pues eso no iba a suceder. En lugar de contestar el mensaje llame a ese número.

_Hola pendejito.

_Hola.

_Estoy en casa y te quiero ver ya.

_Ok.

Me dio la dirección, agarré el auto y fui a su encuentro. Me pare frente a su puerta y toque y rápidamente me recibió con un bata de color negro (típico). Me invito a sentarme en un sillón muy grande y se sentó de lado, cruzando las piernas. La tensión del silenció era abrumadora, extrañamente no hacía ningún movimiento, como si me esperase. Me miraba fijo, al igual que yo a ella. Me negué a mi mismo hacer el primer movimiento, estábamos luchando. Parecía un tango, el deseo flotaba, pero no permitíamos al otro que lo sepa.
Entonces, se levantó y se dirigió hacia su equipo de música y puso música de ambiente. Si, si se imaginaron la música que pasan en las películas porno, era justamente esa. entonces se acercó y volvió a sentarse.

_¿Sabes a donde termina esto no?

_Tengo una leve idea, pero me gusta ir improvisando sobre la marcha.

_Entonces vení, te estoy esperando.

_Mmmm, no cierra esto. ¿No eras vos la que me quería ver ya?

_Estás atento, pero deberías relajarte. Ya no se trata de jugar, se trata de hacer. Vení y haceme todo.

Me acerqué despacio, no me cerraba lo que me decía, pero que importa, la situación fluía. Ella besaba realmente muy bien y me limité a disfrutarlo. Jugamos un buen rato en el sillón y a mi me encantaba que sea más pequeña que yo. La paseé por todo el living. sobre la mesa, el sillón, el piso, incluso llegué a apagar la música que no me gustaba una mierda. No me dejó quitarle la bata, algo ocultaba. Casi las 5 de la mañana en el reloj entramos en su habitación y había un papel sobre la cama, se metió en el baño y llegué a leer algo, era un análisis de sangre (¿se hizo un estudio de VIH?). Apareció con la bata entreabierta y algo se pudo ver, su cuerpecito estaba todo preparado y yo enardecido. Se acercó contoneándose como siempre y se inclinó sobre mi. La situación era idílica. La ropa duró menos que un novato a Tyson.
Noté que ella empezó a tomar las riendas del asunto, y en cierto momento empezó a sacudirse, pero de manera algo espástica, se zamarreaba como un pez fuera del agua, rápido y tosco. así estuvo un buen rato, mientras gemía como victima de asesino serial. Poco a poco dejó de gustarme. Sentía que lo hacía como en su trabajo y la detuve.

_Esto no avanza.

_¿Qué decís?

_No me gusta, no me motivas nada. Es como si estuvieras en otra y haces cualquiera. Si te pagan por hacer eso esto es una desilusión.

_¿Me estás despreciando pendejo?

_No, pero ahora lo hacemos a mi manera.

Los papeles se dieron vuelta, le pedí que se ablande, que se ponga dócil e hice lo que yo hago, que ni siquiera se si está bien hecho. Pero con el pasar del momento se fue soltando, empezó a disfrutarlo. Me di cuenta porque gemía distinto, más suave, incluso cálido. Lo disfruté, lo que le hice y lo que luego me hizo, y después lo que hicimos.
En la habitación, el baño, la ducha, el living nuevamente. Hasta que no me di cuenta y me quedé dormido. Dormí maravillosamente y eran las ¡3 DE LA TARDE!. Sorpresivamente, ella estaba ahí, acostada y desnuda al lado mio. La desperté y volvimos a divertirnos un buen rato. Hasta que el hambre nos ganó la pulseada. De toda la conversación que tuvimos durante el desayuno tardío, rescato esta frase.

"Me hiciste acordar que puede haber más que billetes sobre la cama, gracias pendejito, no habrá sido lo mejor del mundo pero me atendiste bien"

Y así, la muy conchuda, agradecida y todo, me dice que cojo mas o menos. ¿A ustedes les parece?

lunes, 30 de mayo de 2011

Tanto va el cántaro a la fuente, que al final queda rojo de caliente.

No puedo quedarme así, con esta idea rondándome la cabeza. No voy a aceptar una derrota. Simplemente no puedo, no es como soy yo. Y ahora es personal. Se metió en mi cabeza y huyó, así que voy a meterme en la de ella y voy a fastidiarla, pero mal.
Estoy hablando como perspicaces habrán notado. De Penelope. No imaginé que habría en este planeta persona que sea lo suficientemente competente como para resistir mi capacidad. No puedo dejar que se salga con la suya. así que el jueves pasado fui a por mi último round con ella. No fui al club propiamente dicho. Pero fui a esperar su salida. Alrededor de las 6 de la mañana fui hasta el lugar y busque su Peugeot. El lugar estaba desierto así que fui hasta el café y compré el desayuno. Fui nuevamente hasta donde su coche estaba y miré mi reloj, 6:30. Y como si de un modelo suizo se tratase la vi salir por la misma puerta que el último encuentro caminó muy discretamente y mirando hacia todos lados se acercó a su auto. Esperé a que tome sus llaves y me acerqué. Realmente fue una idiotez hacer eso. Como si no hubiera ejemplos suficientes en series y películas de que las prostitutas están siempre con el equipamiento necesario para defenderse.
En cuanto le dije hola, ella volteó muy rápido y me atinó justo en el ojo izquierdo un chorro de gas pimienta. Les diré que esa cosa arde como los mil demonios tiré el desayuno al piso y traté de no caerme. Por suerte pareció reconocerme.

_¿Realmente pensaste que abordar a una prostituta con una bolsa de papel madera y dos vasos de plástico era buena idea?

_La verdad... Diciéndolo así suena bastante idiota_ dije entre quejidos. Me incorporé, el ojo me ardía mucho. La miré con el ojo sano tratando de no tocarme con las manos para no irritarlo.

_¿Desayunamos?

_Realmente no tuve una buena noche.

_Buenísimo, porque mi día empezó bastante borroso. Podemos desahogarnos con un jugo de naranja.

Nos subimos al auto y mientras vaciaba la caja de pañuelos llegamos a una confitería.

_¿No tuviste suficiente ya de mi?_ Primereó.

_En realidad si. Pero también pasa que tengo un severo problema con perder.

_No sabía que estábamos compitiendo. Claro que, si llamas competencia al hecho de seducirnos venís muy abajo creo yo.

_Ahora, si vengo tan abajo ¿Que hacemos charlando entonces?. Supongo que cuando una mujer tiene tan dominado a un hombre, más siendo mayor en edad, no deberías molestarte siquiera en prestarle atención.

_Ciertamente, pero tenes cierta habilidad para llamar mi atención. Además, me da curiosidad la forma en que vas a tratar de dar vuelta el partido.

_Ganarte en estas condiciones es prácticamente imposible. Lo que intento es infectarte y que vos sola lo pierdas.

_¿Y decírmelo es una gran estrategia por qué...?

_ Vas ver...

La conversación se diluyó y comenzamos a hablar de otras cosas. Como baile e historia personal de cada uno.En un determinado momento ella toma mi celular y empieza a tocar botones. Me hice el distraído y continuamos hablando como si nada Así estuvimos por aproximadamente una hora. Me dijo que estaba algo cansada y ofreció llevarme a casa. El viaje también fue algo lúdico entre conversación y conversación.

_Llegamos.

_Gracias por traerme. Nos vemos.

Atiné a bajarme y cuando estaba inclinándome hacia afuera volteé rápidamente y la vi inclinada con la intención de (nuevamente) lamer mi oreja; incluso estaba con la lengua afuera. Con el índice la empujé dentro de su boca y le besé la frente. Me bajé y entré a casa. Y esperé a que el auto se vaya. 6 minutos después, lo hizo.

Alguno se preguntará por qué esperé 4 días para publicar. Pues bien, hace 20 minutos recibí un mensaje de un número que no conozco y decía "Te quiero ver pendejito". Game, set and match.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Reincidente

Sabia que era cuestión de tiempo hasta que mi obsesión con ganar me llevara nuevamente al club 69. Casi como un reloj suizo me vaticiné a mi mismo que el martes iba a ir. No porque quisiera, sino porque el subconsciente de un obsesivo asumido funciona cronometrada-mente. Es diferente cuando una persona va a un antro sexual solo. Cambia la perspectiva, el apoyo, la aceptación. Incluso la justificación aparente. De todas formas, con la confianza que me caracteriza no lleve dinero (entiéndase dinero a el monto necesario para "consumir") más que el que sobró de la última semana ($ 55).
Entré y el mismo operativo obligatorio para entrar. Escaleras, lobby, habitaciones, más escaleras y salón. Imagino que los martes no debe ser un día muy propicio para los burdeles. Porque estaba absolutamente vacío, y cuando digo absolutamente es ABSOLUTAMENTE vacío. Y, al parecer, estuvo vacío por mucho tiempo. Tal es así, que una manada de prostitutas se abalanzó sobre mi como si un billete de U$S 100 hubiera caído del bolsillo de algún despistado. Entré la música de Kapanga y las caricias y murmuraciones que hacían a mis oídos, no logré entender nada. Devolví gentilezas una por una y me senté en el mismo sillón que la última vez, con la a diferencia que todo el staff del lugar se sentó a mi alrededor. Pedí la cerveza que viene con la entrada y dispuse a esperar.
Debo admitir que estar rodeado de estas mujeres me ayudó a palear el aburrimiento. La conversación que desesperada-mente intentaban establecer conmigo con tal de que las lleve a una habitación era hilarante. A tal punto que a veces perdía el sentido. Me llevé una gran sorpresa al espiar mi reloj y ver que habían pasado dos horas desde que había llegado y no había rastro de Penelope. La espera se empezó a hacer tediosa y tuve una idea magnifica. Tome mi billetera, la abrí de par en par y volqué todo su contenido sobre la mesa. Las muchachas se miraron algo desconcertadas y una a una fueron alejándose. Lo suficiente para que yo pueda pararme, dirigirme hacia el presentador y pedirle por el show típico de Penelope.
Tras discutir brevemente aduciendo que no había suficiente "audiencia" para pedirle que salga, accedió de mala gana. Y dos minutos después apareció, paneó el salón y vio extrañada que no había casi nadie. Se acercó al presentador y le dijo algo al oído. Éste le contestó y me señaló recriminante. Se acercó y con fastidio preguntó

_¿Vos pediste el show?

_Porsupollo_ dije mientrás levantaba la mirada y la miraba a los ojos.

Me miró fijo, como haciendo memoria. Sus ojos empezaron a moverse como si pensara hasta que recordó.

_Me acuerdo de vos. ¿Por qué volviste?

_No se. Creo que por compulsión.

Se rió discretamente y le hizo una señal al presentador, el cual colocó una canción de James Brown y comenzó a hacer lo suyo. A diferencia de la última vez hizo que yo le quite toda la ropa, pero en fin. el show pasó, ella se fué y cuando salió entraron 5 personas. Distracción ideal si las hay. Cinco minutos después regresó Penelope.

_¿Te gustó?

_Si.

_¿Qué se te ofrece?

_No mucho, considerando que son las 5 de la mañana y me hiciste esperar tres horas y media. ¿Querés ir a desayunar?

_¿Te gusta el mañanero?

_No "ese" desayuno, el común. Café con leche, medialunas con jamón y queso, lo típico.

_¿Vos invitas?

_¿No acabo de hacer eso?

_Acepto, pero vas a tener que esperar otra hora y media.

_Está bien.

Se fué y me dejó otra cerveza. Mientras las mujeres iban y venían provocativas. Penelope me dijo que debía esperarla en un lugar x. Eso hice. Es curioso como cambia una prostituta cuando se viste "de civil". Fuimos a un café que había por la zona y charlamos de todo. política, filosofía, religión, familia. Llegó un punto que no me di cuenta que era tan temprano. así que pagué la cuenta, me despedí y me fui.

_¿Así nada más? ¿Te vas y me dejás más caliente que pava hirviendo?

_Te dije que no pienso pagarte.

_Yo yo ya te dije que no pienso cobrarte_ hizo una pausa.


 _¿No me crees verdad?_

_Absolutamente para nada.

_No serías el primero...

_¿Que no le cobrás?

_Que no le miento.


_Tentador, pero no creo que esta vez suceda.


Se levantó de la silla y salimos afuera. Le palmeé la espalda y encaré hacia la parada de colectivos. en eso, me agarra del hombro, "Te llevo" dijo. Di media vuelta y la seguí hasta su Peugeot 206 negro. Me llevó hasta mi casa sin decir palabra, escuchando chill out. Frenó en la puerta y dijo "nos vemos". Abrí la puerta y cando estaba por salir me lamió la oreja. Cerré y salió arando. La muy bastarda me calentó al final. Y si, si no la gana, la empata.

lunes, 16 de mayo de 2011

Una duda bastante importante ronda por mi cabeza constantemente. Una cuestión irresoluta que me deja con la boca abierta cada vez que intento abordarla. Y es la justificación de la prostitución y por qué al hombre promedio le fascina esta actividad que puede conseguirse gratis con paciencia y tacto. Debo admitir, que mi ego y mi irresistible carisma no me han permitido disfrutar de los placeres de una prostituta. Así, que con excusa de acompañar a unos ex-compañeros de la secundaria para la despedida de un amigo que se va a vivir a España, fuimos a club 69, un cabaret de zona oeste ubicado en Moron. Es impresionante la capacidad de camuflaje que poseen estos antros, es fascinante. Las fachadas son comercios "cerrados" o casas que detrás acobijan las habitaciones más pretendidas por los hombres. Abren una puerta blindada y te hacen pasar como si fueras a comprar droga. Entramos, subimos escaleras, doblamos el codo de las mismas y llegamos a un no muy coqueto lobby. Pagas la entrada (hay que pagar entrada a los prostíbulos), y caminas en una especie de laberinto de puertas cerradas, sonoramente selladas. Y las que no están cerradas permiten entrever a las mujeres acicalándose con casi nada y, a veces, nada de ropa.
Bajas escaleras y llegas a la pista, abarrotada de hombres y entre medio de ellos, contoneando su femineidad, las prostitutas. En cuanto ven que billeteras llenas entran en el salón, como si olfatearan quien tiene más dinero. Se acobijan en tus hombros todas juntas, te saludan y dicen cosas dulces y estimulantes a tus oídos. Aún escéptico, le correspondo el saludo a cada una y tomo asiento. Pido una cerveza barata y me siento a observar. Los televisores te bombardean con pornografía, mientras que los camareros constantemente están atentos a ofrecer cualquier tipo de bebida alcohólica.
Un diminuto "escenario" con un caño en medio es el centro de todas las miradas cuando una voz no muy acorde para el lugar anuncia a Penelope, luego descubriría que es de las más reconocidas en la zona. Una hermosa mujer vestida de vaquera aparece de la nada y al ritmo de una canción de Everlast cuyo nombre no recuerdo comienza a desnudarse muy sensualmente. Los gritos y piropos camioneros llueven como gotas de agua. Haciendo oídos sordos la mujer se pasea entre los hombres y se friega a ellos, para que uno a uno, le quiten toda la ropa. En cuanto se me acerco a mi, semi-desnuda. Atiné a quitarle el sombrero, ponérmelo y sonreír con complicidad. Me miró extrañada, pero asimismo curiosa y se marchó para terminar su espectáculo. Dentro de mí sabía que no iba a ser la última vez que se acerque.
Las mujeres van y vienen, aparecen y luego desaparecen, de la misma manera que los hombres lo hacen. Luego de elegir una muchacha, el homenajeado se fue a pasar su tiempo de calidad en el paraíso. Mientras los otros seguían seleccionando y yo seguía observando.
Uno a uno, mis acompañantes fueron desapareciendo hasta que la mesa para cinco quedo habitada por quien les escribe. En eso, la voz vuelve a anuncia a Penelope. Esta vez en un traje de noche modificado para poder ser removido con facilidad. El espectáculo no fue tan accidentado, puesto que la mitad de los hombres que presenciaron el primero ya no estaban presentes por ende fue más dinámico. La mecánica era la misma. La mujer se paseaba para ser desnudada por sus espectadores. Al llegar nuevamente a mi, no le quedaba más prenda que su lencería y sus zapatos. Se sentó en mi regazo y extendió ambas piernas, invitándome a quitarle alguna prenda. Por suerte para mí, Penelope no era más larga de piernas que yo con mis brazos, así que con algo de fortuna y de un solo intento, le quite ambos zapatos para reducir su altura unos 12 cm. Pese a al alto volumen de la música logré escuchar la carcajada que soltó. Me dio un guiño y se alejó para finalizar su show. Pedí otra cerveza y seguí esperando
aproximadamente 15 minutos después y mientras la hora que mis compañeros disfrutaban se me hacia eterna. Penelope se acerco a charlar. Peculiarmente con una botella de Frezee en la mano y dos copas de vidrio y raramente  completa y sobriamente vestida

_Hola bombón.

_Bienvenida.

_¿Me puedo sentar acá?

_Seguro.

_Vine porque te quiero preguntar algo. ¿Sos gay?

_Jeje. No, no soy gay.

_¿Y por que no quisiste jugar conmigo?_ Decía mientras abría la botella.

_Jugué. Solamente que jugué como yo quería y no como vos querías.

_Me di cuenta, no actuaste como la media de hombres que vienen acá.

_Estoy tratando de entender.

_¿Qué cosa?

_Que ven los hombres en las prostitutas que no ven en las mujeres que no son prostitutas.

_Yo te puedo contar el secreto.

_¿Me va a costar mucha plata? Porque no creo que puedas ofrecerme algo que yo no sepa, o que no pueda descubrir solo.

_Jaja, sos tierno. No, yo te invito la copa. Bah, la casa lo hace y podemos charlar sin que tengas que desvestirme después.

_Acepto entonces. ¿Por qué los hombres acuden a ustedes?

_Porque son inseguros.

_Bah, ¿eso tenes para decirme? Ya se que son inseguros.

_Dejame terminar. Es una cuestión psicológica la que los hombres tratan de resolver con nosotras. El hombre trata por sus propios medios de complacer a la mujer y fracasa constantemente.

_Capisco

_El hombre seduce, enrolla y atrapa a la mujer y trata de complacerla completamente a nivel sexual. Cuestión complicada si la hay, pues para complacer completamente a una mujer se lleva tiempo.

_¿Qué tienen que ver ustedes en ese déficit?

_Se nota que nunca estuviste con una prostituta.

_No, pero si vi mucha porno.

_Bueno, es lo mismo. Una prostituta cumple la función terapéutica de hacerle creer al hombre que es una maquina sexual, que puede complacer cada aspecto y que puede dar orgasmos múltiples. Cuando regresa a su casa, trata de repetirlo y fracasa y es por eso que vuelve. No es porque no ame a su mujer, novia o pareja. Sino que el hombre tiene una necesidad patológica de ser "apto" para todo. Más en lo sexual.

_O sea que en realidad es una adicción.

_Digamos que es más una compulsión.

_Entiendo, sacame una duda. ¿Cómo es que una psicóloga termina desnudándose para desconocidos?

_¿Qué te hace pensar que soy psicóloga?

_El lenguaje técnico.

_Casí, soy psiquiatra. Y terminas así cuando no se te dan las cosas como esperaban.

_Te banco igual. Bailas lindo_ Le dije con una palmada en la espalda.

_Tengo muchas ganas de cogerte todo ¿Sabes?.

_Jaja, buen truco. Pero no pienso pagar por sexo todavía.

_Yo no pienso cobrarte.

Y ahí, en el momento donde todo cierra. Vuelven orgullosos, satisfechos, con la frente en alto. Como para no permitirme disfrutar del hecho de seducir a una prostituta. Mis compañeros. Reclamando mi presencia, para irnos a bailar a un boliche.

_No te creo, de todas formas no me falta motivación, pero me estoy yendo. por ahí nos vemos otro día. Total, ahora se donde queda este lugar.

_Y yo seguro que no me voy a olvidar fácil de tu cara. Te voy a estar esperando.

Me resultó curiosa la excursión al cabaret, espero Penelope se equivoqué, o que al menos no me desesperé lo que me contó. Pero no puedo evitar preguntarle a los hombres que consumen prostitución, ¿Coinciden con lo que ella me contó?¨.

viernes, 29 de abril de 2011

Che, prestame un tampon XXXL que se me rompió el consolador...

Me toca a mi. No quería publicar todavía, porque no pensé en nada. Estuve algo ocupada, entre el trabajo y el placer, no me queda tiempo para estas pelotudeces. Bueh, que se yo. Les cuento como estuvo mi semana. Arranco con la reunión de personal que hizo Moncho. La verdad no se como hago para contenerme con ese tipo. Tiene un algo que no se que. Ese liderazgo, esa independencia. No se, me la moja de solo oirlo cagar a pedos al otro adonis de Trickster. O sea, con estos dos tipos, seductores pero que ni se dan cuenta los pelotudos. Bah, Trickster si se da cuenta y creo que Moncho lo sabe pero le chupa. Creo que Moncho debe ser gay. Porque con ese porte, que no se coja a quien mina se le cruce, debe tragársela él. No se, esa es la impresión que me da.
Bueno, el martes después de cogerme a Trickster a cambio de dejarlo publicar, me tome el miércoles libre y ayer fui a Palermo y junté 7 lucas y 2 lucas gringas. Encima goce como la mejor.
Bueno, hoy tengo planeado, tengo una fiesta caribeña que le voy a dar manija como loca. Con amigos, y disfraces. Me voy a ir a comprar un par de cosas para estar preparada para la ocasión. Preservativos, un escoses, un Jose y vaselina. Tal vez algo de espuma para el jacuzzi de mi casa. No se, no lo decidí aún.

domingo, 24 de abril de 2011

Hasta que el jefe se fué...

Hola lectores. Después de mucho negociar, conseguí ser el primero en publicar después de la reunión de personal. Honestamente, fué bastante fácil conseguirlo. Porque, a decir verdad, las dos chicas son bastante manipulables desde varios puntos de vista. Por un lado, a Paloma le dije que me ayudaría  mucho publicar primero, porque tengo que encargarme de mi enferma mascota, que está al borde de la muerte; como por arte de mágia ella explotó en lagrimas y me suplicó que publique primero para curar al pobre de Mike. Alexia fue levemente más complicada, pero, no por eso difícil. Simplemente se lo pedí luego de acostarme con ella y accedió gustosa. A decir verdad, tiene ciertos movimientos que no he experimentado con ninguna otra mujer hasta ahora. En fin. Lo realmente complicado fué tomar por asalto el cuerpo de Moncho. Debo admitir que disfruté el proceso para llegar a estar tecleando en estos momentos. Moncho es un tipo dificil de embaucar. Pero, no obstante es humano y hay ciertas cosas que le gustan, y mucho. En primer lugar, cabe aclarar que los cuatro compartimos el cuerpo, que está en claro dominio de Moncho. Y Paloma, Alexia y yo estamos dando vueltas en su cabeza, hablando y tratando de tomar el cuerpo. Generalmente él nos lo presta de a ratos y nosotros podemos hacer lo que queramos. Menos yo, que siempre que estóy gerenciando mis negocios, él vuelve y no me deja irme. El otro día frustró un viaje a Cancún que tenia reservado para encontrarme con un empresario al cual le iba a sacar unos cuantos millones en acciones. Pero esa es otra historia. Pude convencer a Moncho de que salga a divertirse el jueves y el viernes, para agotarlo mentalmente, y ayer lo convencí de desvelarse en internet. Mientras dormía, tome el cuerpo y lo deje durmiendo en mi cama. Es por eso que el cuerpo es todo mio. Si no fuera por esta prisión laboral que no soporto, estaría encaminado a Mejico.

Es complicado sacar un tema inicial para un escritor. Pero considerando que ya conocen la impronta de Moncho, comencemos por cuestiones básicas.

Por mi parte, no voy a poder publicar tán seguido como los otros, porque Moncho y yo tenemos una relación de odio - respeto - amor que se mezcla constantemente. Digamos que me considera un buen contrincante, al igual que yo con él, por eso el respeto.
Soy un tipo que sabe lo que quiere, asimismo, sabe como conseguir lo que quiere y no hay impedimento alguno, las limitaciones éticas de la gente demuestran su debilidad intelectual. Esa es mi ventaja. Imagino que varios de ustedes compartirán filosóficamente mi lucha contra mi opresor. Porque el deseo de libertad traspasa fronteras cibernéticas. Creo que voy a caerles bastante bien a ustedes.

Resumiendo, aprovechen esta publicación par entrever mi personalidad, cualquier duda, le preguntan a Moncho. Que es él quien contesta (por ahora) los comentarios.

Otra cosa que me huele mal desde el comienzo es que en domingo de pascuas se muere el Sai Baba, ¿Estás eliminando a la competencia Dios?

jueves, 21 de abril de 2011

Oye loca, ven pa' ca!

Luego de que aceptaran mi oferta de volverse cronistas del blog, obviamente tuve que reunirlos a los tres para explicarles la mecanica de trabajo. Los cité a las 12 del mediodía en la heladeria donde trabajo, porque no me quedaba otra ¿vieron?
Fué una sorpresa darme cuenta que el único que llegó a horario fué Trickster. Ya que paloma llegó 25 minutos antes. (Incluso, llegó más temprano que yo) y Alexia llegó una hora después del tiempo pactado.
Les mostré las publicaciones y les dije que en este blog no hay línea editorial, así que pueden ser libres de escribir y opinar cual barbaridad ses les cante.
Tuve la idea, tal vez no tan grata, de grabar la reunion. Por lo que voy a trasncribirles a continuación es lo que sucedió en ese momento. Cabe aclarar que si bien yo les presenté a los tres, ellos no se conocía entre si hasta el momento en que se vieron las caras. Por eso esta conversación aglutinada tiene sentido. También cabe aclarar que empcé a grabar cuando llego Alexia, porque antes no tenia mucho sentido.

¿Crees que le falte mucho?

No, está ahí llegando, paciencia.

Digamos que si nos citás para...

En fin, si, entiendo. Hola A, te estábamos esperando

Perdon la tardanza, estaba con un chonguito en San Telmo y me olvide de la reunion.

En fin, tomá asiento. Los reuní para comentarles sobre su nuevo puesto de redactores...

(Interrumpe) ¿De cuánto estamos hablando?

Nada, es ad honorem, sos parte de mi imaginación imbécil.

Ah, cierto, me olvidaba.

¡Tratalo bien! ¿Que clase de jefe sos vos eh? ¡No me gusta trabajar así!

Tenes razón, Perdon T (Yo me dirijo a ellos por su inicial, comodidad básica). En fin, no hay afiliaciones politicas ni nada en el blog, así que van a ser libres de opinar y decir cuanto quieran, pero sepan que es su responsabilidad cada palabra. Yo me voy a encargar de responder los comentarios por ahora y

(Interrumpe) ¿Podemos tener relaciones interlaborales?

Eeeehhmm. Mirá, cada uno hace de su culo una bicicleta y se la presta al que quiere.

Excelente, (en secreto) porque ya le heche el ojo al flaquito de traje.

Hey Monch, ¿Nos vas a dar las claves para poder publicar?

No T, por ahora yo me voy a encargar de eso, ustedes me envian la publicación y la publico yo.

Ah, está bien...

¡¡Yo quiero publicar en color verde!! (Si no te digo que son previsibles las minas)

Está bien, vos verde.

¡Pero yo queria publicar en verde!, Bueno, entonces publico en azul.

Disculpame, Ale. Pero yo pedí el azul por escrito hace una semana.

¿Y a mi que? Yo canté primero.

¡¡Basta, no peleen más!!

Tiene razón P. Vos A, vas a publicar en rojo, y vos T, en azul.

¿Rojo?. Mmmmm, bueno está bien, la mayoría de mi lencería erótica es de ese color. Acepto.

Estupendo, entonces, ¿Terminamos o queda algo más por debatir?

No, por ahora estamos. Eso si, mientras sean redactores, no pueden salir del país.

¿En serio? Tengo que viajar a Santa Mónica para un negocio.

Ah, bueno, a ver. dejame pensar... No, te quedás acá.

...

Si, soy eso...

¿?

(me toco la cabeza)

Ah, cierto. Bueno, eso... y más. Me voy, chau.

No fué tan chocante que Alexia le tocara la cola a Trickster al salir, lo que realmente me pareció chocante fué que le toque la cola a Paloma al salir.  Realmente no se si hice bien en ponerlos a esos tres a redactar, pero a falta de ideas, más mentes piensan mejor.