ATENCIÓN

Los niveles de subjetividad presentes en las publicaciones que usted potencialmente puede llegar a leer pueden generar disconformidad, debate, concenso, vómitos y nauseas. Se sugiere que cualquier persona poco tolerante en cualquier aspecto de la vida se abstenga de leer. Ante cualquier duda, consulte a un proctólogo.

Información personal

Agasajete, llenemos este cuadrarito...

sábado, 6 de febrero de 2010

Vivimos en una sociedad machista. Eso es por demás algo que ya se sabe desde hace siglos, siempre tenemos que lidiar con la minimización de la mujer. Por un lado, a mi no me gusta estar pretendiendo ser un "caballero" todo el día y a la mujer le da por los ovarios que la tratemos delicadamente porque es el sexo débil.
Todo el mundo desconfía de todo el mundo, voy pateando por la vida momentos y sensaciones incomodas en base a todo el prejuicio que e forma en base a lo anterior.
La cultura que desarrollamos está sentada en bases endebles, nos manejamos en la "cultura del eufemismo", como pomposamente la llamo. Y esto se aplica porque constantemente nos comunicamos mediante la incomunicación. Hablamos con lo que no decimos y no entendemos porque lo no dicho tiene un millar de interpretaciones.
A veces me gustaría que hubiera un diccionario de lenguaje corporal. Me pasa en situaciones en que una persona por boluda o por pedante me hace una seña, o una mirada esperando que yo entienda lo que piensa.
Todo se sugiere, pero nada se dice, el amor, el odio, el sexo, el dinero. Todo sucumbe ante la cultura del eufemismo (léase metáfora) Todo es por comparación y nada es directo. El mundo tiene más vueltas que la oreja, parece que estamos en una calesita.

lo peor de todo, es que la gente se acostumbra a esto y lo adopta como personal, por lo que cuando una persona es directa es "guasa" o "desubicada". Por mi parte opino que esa es la gente "sin pelos en la lengua" que yo admiro, que yo trato de tomar como ejemplo. Me viven diciendo que no tengo sentido de la ubicación y no tengo sentido del tacto, patrañas son.
Porque hoy por hoy, no se puede encarar una conversación con un desconocido (saquemos los factores externos como inseguridad, problemas personales, supongamos que todos los factores externos son seteris páribus) porque a priori ya se desconfía de lo que no se dice, porque lo lleva hacia la afrenta, el desafío, la pelea.

Yo los mando a todos a cagar, y listo.



P.D.: Acuyuyé

3 comentarios:

Julieta dijo...

Este texto tiene algo especial.
Muuucho sentimiento. Sabes... por primera vez no entiendo de lo quee stas hablando, y creo que es porque muchas cosas pasaron desde tu cerebro hasta los dedos de tus manos y asi terminaron en este blog de fondo blanco, pequeño, desconocido.. pero con casi 800 visitas..¬¬

Trancos dijo...

Muy bueno Mochito.
La globalizacion incomunica, vamos a terminar como en la novela de George Orwell 1984 ( donde se "inspiro" el reality de Gran Hermano).
Somos una sociedad pensando en el q diran, y no viendonos. Mas procupada de como se ven y no como se sienten. Q se yo
Bueno te dejo Monchito

AleCito dijo...

Lei tarde el post, debido a viscicitudes de la vida cotidiana, pero no se si es con un dejo de ironía los eufemismos que usas al casi vilipendiar a los mismos...
raro...