ATENCIÓN

Los niveles de subjetividad presentes en las publicaciones que usted potencialmente puede llegar a leer pueden generar disconformidad, debate, concenso, vómitos y nauseas. Se sugiere que cualquier persona poco tolerante en cualquier aspecto de la vida se abstenga de leer. Ante cualquier duda, consulte a un proctólogo.

Información personal

Agasajete, llenemos este cuadrarito...

martes, 30 de marzo de 2010

Me acuerdo cuando le ponia títulos a las cosas.

La vida se dividen en etapas, cada una se caracteriza por cuestiones únicas que la convierten en idem y entonces es recordable por sus vivencias. Yo ahora estoy navegando en un mar de blogs, hay para todos los gustos. Biográficos, políticos, anecdotarios, eróticos, intrascendentes, interesantes, ácidos, pomposos, y etcétera también.
A mi me gustan las cosas que no le agradan a la mayoría, aclaro que no es llevar la contra, tengo la idea que la calidad de un prosa es inversamente proporcional a la gente que la lea, pero hasta cierto punto, cuando se transmite y se propaga, la buena prosa es multitudinaria-mente admirada. En fin, mientras mi pequeño velero surca los renglones de vidas ajenas, mi cabeza se figura situaciones. Que Alejandro era un bombón de ojos claros, que los feos ocultan cosas y tienen hijos. También imagino un estomago lleno de liquido que haga peligrar un corazón, o a un/a tragachele que oculta se identidad y llama a otra persona a las 00.00 horas.
Las historias se entrelazan y los autores se despliegan, ponen todo su potencial en una pagina en blanco, y se limitan a observar a sus observadores. Es gracioso, es como ser voyeur de voyeures, es cómico. Pero aún así cíclico. el autor escribe, los lectores devuelven y el autor aclara.
A mi me gusta lo raro, lo oprobioso, violento, polémico quizás.


En una semana comienzo nuevamente la universidad, ya se nos paso el primer trimestre del año, es fugaz el tiempo, no existe en si. Y en menos de lo que canta un gallo voy a estar bailando con flecos en mis mangas al ritmo de la musica del trópico del planeta, y luego de eso me graduaré (¿me graduaré?).

Me gusta sentarme al lado del camino y ver a los demás caminar, ver sus caras al hacerlo y contemplarlos y valorar las cosas que no valoran, valorar lo insignificante.
Me hizo acordar a un cuentito re viejo sobre un profesor de filosofía y sus alumnos, no hay tiempo para contarlo, la moraleja era que hay que dedicarse en la vida a las cosas que nos llenan, las cosas importantes pero que no son materiales. Los familia, los amigos, el perdón, la vida y el agradecimiento. Yo le digo a todo el mundo que estoy peleado con el cochino dinero, nos llevamos muy mal, me nerva lo que el dinero representa y no me cae bien. 

En fin, no hay quid en esta cuestión, es a-temática esta publicación; o multi-temática.

8 comentarios:

El Mostro dijo...

Me encanta mirar a la gente cuando pasa e imaginarme que mierda harán de sus vidas.

Saludos mostros.

andreita dijo...

Siento PLACER verdadero justo en este momento de concluida mi lectura.

Sincerametne tengo una pelea constante (interior aclaro, y que a veces, solo a veces me atrevo a exteriorizar) contra los sujetos que "hacen zapping" por los blogs.

Me alegra enormemente que seas de los que observan, de los que imaginan y de los que se detienen porque, como bien decís vos, el tiempo es efímero y da lo mismo quedarse 1 segundo q 3 o 4 minutos analizando lo que se dice y, si nos interesa "aportar" algo. (notese las " " en "aportar").

Pero la realidad indica que todo es descartable, que podemos sacar una etiqueta de la botella de Coc* Col* y pegarla en una de Fant* y será todolomismo. ¿Por que? Porque asi estan las cosas, la impersonalidad en placa roja de Crónica.

"Tragaleches que ocultan su identidad" habrá siempre, lo importante es que nosotros, al detectarlos, apaguemos la TV y nos vayamos a sentar al umbral de casa.

Justamente, para no olvidarnos de las cosas SIMPLES que nos hacen sentir GRANDES y PODEROSOS... y que no se tratan de dinero, ni de recursos materiales.

Le mando un besote! =)

Juan Olmedo dijo...

Andreita, te comento que tu visión se condice con el paradigma constructivista.
Marcos, coincido con lo del dinero y lo de mirar a las personas inmiscuidas en su subjetividad. Te recomiendo un ejercicio que realizo esporádicamente, sentarte en una plaza y escribir acerca de las personas que te rodean, situaciones y experiencias que se van manifestando.

Un saludo.

Homero Thompson dijo...

Genial...y ahora ...que comemos (?)

Monchito dijo...

Mostro, ya te lo dije, pero te invito a tomar mate al costado del camino, observar y debatir, incluso bromear, sobre los demás. Es algo sano y la invitación es universal.

A mi me genera bienestar, mi querida Andreita, el hecho de poder analizar al ser humano detrás de las letras. Como proyecto de comunicador social, es parte de lo que van a pagar por hacer en el futuro. Lo sensual detrás de escribir, a mi parecer, es la posibilidad de hacer comentarios y bocadillos sutiles que no cualquier transeunte literario advierte. Es parte de transmitir un pensamiento (lease ideológico, filosófico y otros "óficos" que hayan) sin hacerlo abiertamente y que alguien tenga que tomarse el trabajo de analizar.
Admito que a veces dificulto lo simple, tengo esa compulsión, pero es agradable y analizar textos de autoria revela más sobre la personalidad de una persona que 10 sesiones de mates con facturas.

Está buenísima esa idea Juancito, seguramente lo haga y termine colgado de este muro imaginario. Gracias por el consejo.

Belugar dijo...

Primero te tiro flores nene: La manera en que escribís lo que pensas...Te juro que viajaría en el tiempo solo para rescatar un cuaderno que extraño muchísimo y del que no se que fue. ahí escribí mil cosas y tendría que haber escrito mil mas...pero el punto monchito es que cada vez que vengo a leer tu blog lo extraño mas, es como releer algo que alguna vez pense.

Eso si, debo admitir, mucho mejor expresado aquí y ahora que en aquel entonces en un cuaderno que extraño mucho.

Segundo: no hay segundo pero me gusta meter miedo en la gente...Cuac!

Lola dijo...

me encanto lo q pusiste! es tan cierto!

Caléndula dijo...

Belugar: estás escribiendo lo que sentís ahora que es que extrañás a tu cuaderno y qué hermoso que lo dijiste.

Monchito: me emocionó este artículo, tu escritos me expanden por eso vengo siempre ¨a tomar mate con vos¨.

Besos