ATENCIÓN

Los niveles de subjetividad presentes en las publicaciones que usted potencialmente puede llegar a leer pueden generar disconformidad, debate, concenso, vómitos y nauseas. Se sugiere que cualquier persona poco tolerante en cualquier aspecto de la vida se abstenga de leer. Ante cualquier duda, consulte a un proctólogo.

Información personal

Agasajete, llenemos este cuadrarito...

jueves, 19 de agosto de 2010

Situación 2: Mengana
♦ Noviazgo de un año y 2 meses (yo conté hasta el año, porque yo cuento los años, no los meses. Porque contar los meses intrínsecamente significa que tenes la duda si la relación va durar años. Yo siempre pensaba que iba a durar años, por eso nunca cuento los meses)
♦ Yo tenia 15 años. Ella 16.

Monchito estaba dando sus primeros pasos en esa epoca, puesto que con la adolescencia había venido el acné, el cutis graso, el pelo desprolijo, las orejas enormes y los dientes con aparatos fijos (edad 15). En el colegio yo era el chivo expiatorio de todas las gastadas de mis compañeros. Lo cual yo soporté hasta los 15, porque ese año,el último día de clases, luego de una ronda de gastadas, fuí con el que llevaba la batuta y le metí un cabezazo en la cara y le fracturé la nariz.
Ese mismo verano yo me hice un tratamiento dermatológico para el acné y terminé de usar los aparatos y me corté el cabello de manera que ocultaba mis orejas. Ese fué el inicio del período metrosexual de mi vida. Lo curioso es que todo cayó para el inicio de las clases. Por lo que cuando yo llegué, no me reconocieron a simple vista puesto que mi apariencia había mejorado bastante del final del año anterior.

A todo esto, estaba la trola del colegio, mujer que todos habían probado por lo menos una vez (menos yo, obvio). Que era al mismo tiempo la más linda, atorranta, histérica etc. Todos querían estar de novio de ella, o por lo menos, arrancarle un beso. Increiblemente, y esto lo digo con conocimiento de causa, era virgen. Trolita y todo, no entregó nunca.
Sucede que ante mi nuevo y renovado aspecto, con el caracter de un excluido, el conocimiento de un nerd y la "belleza" de un flogger se fijó en mi. 
El mismo primer día de clases, se acercó provocativa como siempre y al pasar y restandole importancia a su propio comentario me dijo:

"Bueno Marquitos, ahora que estás lindo, tal vez tengas alguna chance conmigo"

Yo, absolutamente atento a todo, le devolví el servicio:

"Que suerte tengo. Igual no se si vos tengas chances conmigo ahora que soy lindo."

Si, lo se, se lo que pensas, pero yo tenia mis razones.
La cuestión fue que ese comentario mio le llegó bastante adentro, y ella empezó a buscarme, quería ser mi novia y de hecho se me declaró en público (mis compañeros).
Yo había adquirido una frialdad a causa de mis traumas escolares digna de Arnold Schwalzenegger haciento del Dr. Frio. por lo que le resté importancia aún más. Y como psicologicamente era esperable, ella me deseaba por el simple motivo que no me podía tener. Además, era el único varón que se le negaba. Ella intentó todo, por las buenas, por las malas, intentando darme celos, pretendiendo que me odiaba, etc.
Yo podía predecirla, ella estaba en mi juego. Hice que desde Marzo hasta Mayo, cambiase de novio como de medias. Creo que se puso a salir con 4 o 5 chicos para tratar de que yo la desee.
¡Ojo! Yo si quería salir con ella, pero tenía que hacer muy bien mis movimientos, porque era LA mina. Si la hacía bien, pasaba de ameba a Dandy. Si me levantaba a Mengana estaba en las nubes.
Entonces la transformé, paso de ser la más fiestera a quererme solo a mi, y recién allí, nos pusimos a salir.
Yo sólo tenia ojos para ella, pero siempre le dí su espacio, yo la instaba a que saliera con amigas, pero yo en mi intento de bajarle los humos, se los bajé demasiado y la transforme en una Fulana 2.0.
Debo admitir que mi combinación favorita la inspiro ella (morocha con ojos celestes). Entonces estabamos genial. Ella me confesó su virginidad y yo me cagué de risa, porque me costaba creerlo, pero después si termino siendo virgen, pero ese es otro cuento.
La cuestión es que en mi enamoramiento exponencial (porque cada vez la quería más) Cuando cumplimos el año le confesé mi plan malévolo para conquistarla en un primer momento porque mis emociones me llevaron a pedirle disculpas. Pero después de eso ella se sintió manipulada, yo le di la razón y pese a no pelearnos, decidimos no ser más novios.

11 comentarios:

Homero Thompson dijo...

La 3ra que es...un Menage?

Monchito dijo...

Thompson. Jajajaj... Mmmm, más grande.

AleCito dijo...

Querido Monchito: de todas las analogías que escuché últimamente, la aplicable en este momento es decir que sos como una lata de durazno frio y fuerte por fuera pero almibal por dentro.

Eli dijo...

Monchi: genial genial tu respuesta. No la podrías haber hecho mejor. Por desgracia funcionamos así, lo que menos podemos tener es lo que más queremos (lo digo porque me pasó y le pasó a un Mengano conmigo).
Además lo tuyo es honestidad brutal, y no será lo más políticamente correcto, pero termina siendo lo mejor.
Espero la tercera ronda :)

El alter ego de Mabel dijo...

¿éste es el individuo que tres post atrás despotricaba contra las mujeres? chicos, a caminar con cuidado que andan pedazos de cara por el suelo... (6)

licha dijo...

mejorando por aca....

Monchito dijo...

Ale. ¿Duraznos? Pero los duraznos tienen pelusa...

Eli. En sus comienzos, Monchito era muy muy ácido. Ahora está un poco estacionado, como el queso.

Irma. No, este es otro. Es un Mochi, es meloso, tonto, tierno, iluso, enamoradizo y medio maraca.

Licha. ¿Y por casa como andamos?

licha dijo...

yo no dije q fuera sensible!
jojojo!

V. (punto) dijo...

jajaja el amor echa a perder los planes malevolos (y las buenas cojidas) siempre.

Monchito dijo...

Licha. Pero yo le preguntaba por sus relaciones...

V. La verdad que si. Al principio no eran tan buenas, pero después mejoraron al 1000%.

licha dijo...

nada q contar...por eso no tengo blog! juajua!