ATENCIÓN

Los niveles de subjetividad presentes en las publicaciones que usted potencialmente puede llegar a leer pueden generar disconformidad, debate, concenso, vómitos y nauseas. Se sugiere que cualquier persona poco tolerante en cualquier aspecto de la vida se abstenga de leer. Ante cualquier duda, consulte a un proctólogo.

Información personal

Agasajete, llenemos este cuadrarito...

martes, 29 de mayo de 2012

Decidido a reactivar mis neuronas a la hora de teclear, decidí ahondar en el único tópico medianamente activo de mi acutalidad bloggera, Jaél. Me dispuse a ponerme al día con ella, bah, en realidad con su reflejo literario, el que deja ver a través de su filtro (filtro que descubrí con confesión mediante).
Mentiría si dijera que no fué un viaje lisergico de emociones encontradas y evoluciones constantes, desarrollos lógicos y madurez, mucha madurez. Se desvivía por el romanticismo, tal vez paródicamente, pero quería un ideal, todos lo queremos. Pero ella lo añoraba. Lo recordaba con nostalgia como si lo hubiera tenido en otra vida, lo hubiera perdido trágicamente, o se lo hubieran arrebatado.
Compartíamos una visión filodóxica de muchos temas, y en base a los recuerdos más próximos de nuestras interacciones deduzco que aún los compartimos. La música un factor común y la sexualidad no me es importante más que la mía.
Destruyó los paradigmas que le hicieron y se hizo a sí misma. Creo una conexión de imperfeccionismo perfectible a base de capacidades rotatorias, bolubles e inconstantes. Es asombroso. Perfecciónó una independencia ideológica que no era más que una incipiente idea en su momento.
Rozando el reduccionismo podría atinar a tildarla de hipster, o indie, o simplemente alguna tribu social o contracultura, pero en el fondo no creo que encaje en  ninguna.


El tiempo es arena en las manos.


Si antes la recomendaba, ahora la recomiendo el doble. Definitivamente tiene muchas aristas para conocer. Peace. 

jueves, 24 de mayo de 2012

Hoy estaba hablando con Jael y la comentaba que hace mucho que no escribía, a lo que replicó que era una actitud mala, aunque yo se que en realidad me quiso decir que soy un vago de mierda, inmerecedor de la bondad de ustedes mis lectores, los cuales obviamente ya no andan seguido por aca, porque ya no los alimento como hacia antes.
En fin, la cuestión importante no es el hecho de que no actualizo y ahora lo hago, sino que quiero acntuar algo que ella me dijo, "a mi me cuesta mucho escribir en mi blog, me autocensuro demasiado".
Que genial lo que dice esta mina, autocensurarse. una manera autosodómica de expresarse (o no). Jael tiene (o tenía cuando yo la leía seguido) una visión perpetrante de la realidad, crítica, pesimista y pragmática.¿cómo es posible censurar el pragmatismo? O sino, ¿Cómo censurar el realismo?
Ella replicó categóricamente con "mierdas psicológicas" que la llevan a autocensurarse. Afirma que no sabe por que se censura.
Realmente no creo que no sepa.

Nunca autocensuré a mi cerebro, mal que mal, merecía la oportunidad de derrochar sentimientos en papel, o en la web. Al fin y al cabo, podría decir sin temor que el blog le pertenece a mi intelecto, y él es amo y señor de su soberanía y limites territoriales.

El desarrollo de mis clases en la escuela nacional van avanzando a paso lento pero firme. Mi relación con los niños es áspera, en casos, intolerable. La diferencia generacional es determinante a la hora de relacionarnos. No puedo evitar subestimarlos. Sus razonamientos me resultan reduccionistas y triviales. Aunque hay un par de chicas que me sorprendieron y levemente. En lo sucesivo, les contaré de ellas...